Inmigrantes y la Industria Sexual

Lunes, 15 Septiembre   

Los migrantes que vienen a trabajar en la industria sexual europea son de toda
clase, color, edad, etnia, nacionalidad, y no sólo son mujeres sino hombres y
transgéneros también . Llegan por incontables rutas—sólos, con amigos, en pareja o
en grupos acompañados. Algunos tienen dinero para gastar, otros llegan endeudados.

Su documentación puede ser verdadera o falsa; algunos llegan con visados de turista.
Muchas de estas personas han planificado sus viajes personalmente durante largo
tiempo, mientras a otras se les ha presentado una oportunidad con poco tiempo para
planificarlo. Algunos de estos viajeros y viajeras potenciales ya ejercían
prostitución en su país. La gran mayoría, concuerdan fuentes por todos lados del
mundo, ha entendido que su trabajo futuro o será directamente prostitución o que
tendrá un aspecto sexual. Es decir, ha optado por hacer un trabajo sexual.