Camiseta de Mal Agüero

Martes, 23 Septiembre   

A través de los años, todo tipo de señales poco ortodoxas han servido para vaticinar si una empresa está en dificultades financieras.

Una pecera en la recepción de una compañía fue considerada durante mucho tiempo como un presagio de malas noticias.

Recientemente, cualquier vínculo corporativo con la Confederación de Industrias Británica (CBI, por sus siglas en inglés) podría augurar problemas en el camino.

Si el director de una compañía llegaba a ser designado presidente de la CBI, el temor era que su propia empresa estaría a punto de encallar.

Un ejemplo es la empresa exterminadora de plagas Rentokil, admirada en el mercado de valores hasta que su jefe Sir Clive Thompson se hizo cargo de la CBI en 1998.


Tags: ,